miércoles, 31 de agosto de 2016

La leyenda de la Tatuana

Hay relatos que cuentan que hace muchos años, en época colonial, hubo en Guatemala una joven y bella mujer de origen mulato a la que llamaban Tatuana, que disfrutaba con los placeres de la carne y con los placeres del lujo, los cuales no estaban bien vistos en una sociedad recatada y religiosa. Así pues, se acusó a la joven de brujería y de hacer maleficios para conseguir a los hombres. Se le acusó de codicia y de no seguir los preceptos de la iglesia. Por todas estas razones fue juzgada por el tribunal de la Santa Inquisición, y fue condenada a muerte. La Tatuana se negó a recibir la gracia de confesión de sus pecados antes de morir. Cuentan, que la noche anterior a su muerte, pidió como última gracia un trozo de carbón, unas velas y unas rosas blancas. Con estas tres cosas hizo en la celda una especie de altar donde realizó una hechicería. Con el carbón pintó en la pared una gran barca mientras recitaba conjuros, y se dice que se presentó ante ella el mismo demonio. El demonio le sacó de la celda montada en la barca que había pintado en la pared, y se dice que todavía se la puede ver en los días que llueve grandes aguaceros.

 Se cree que los antecedentes de esta leyenda provienen de la mitología maya, y más concretamente de la leyenda de Chimalmat (Diosa que se vuelve invisible por causa de un encantamiento).

domingo, 31 de julio de 2016

Tanabata, leyenda de amor japonesa

Con el verano a la puerta de la esquina os contare una de las historias de amor más hermosas que he escuchado y que da nombre a una tradición anual en Japón, el Tanabata (七夕). Una historia de un amor puro e incondicional que ha atravesado el tiempo, las estrellas y los corazones de cientos de personas.

 La leyenda cuenta que hace miles de años, la hija del rey celestial Tentei (天帝), conocida como Orihime (織姫), algo que vendría a significar princesa tejedora, tenía un increíble talento para tejer, y desarrollaba su talento a orillas del río Amanogawa (天の川) que es nuestra Vía Láctea. El rey Tentei estaba encantado con las telas que hacía su preciosa hija, y ella le complacía cada día de su vida, algo que le impedía conocer a alguien de quien enamorarse, lo cual la entristecía profundamente.

 Tentei, al ver la tristeza de su querida hija, decidió planear un encuentro entre ella y un pastor que estaba al otro lado del río Amanogawa, Hikoboshi (彦星) para mejorar el estado de ánimo de la princesa. Cuando ambos se encontraron, el amor surgió inmediatamente entre los dos que quedaron prendados uno del otro. No mucho tiempo después se casaron, y se podría decir que vivían felices, pero el amor no siempre es justo y puede cegarnos de la realidad, y eso fue lo que ambos hicieron, se olvidaron de su realidad

. Orihime dejo de tejer y Hikoboshi descuidó su ganado dejándolo que se desperdigara por todo el cielo. Tentei observó furioso dicha irresponsabilidad y separó a los amantes cada uno a un lado del río Amanogawa como castigo por su comportamiento. Pero un padre es un padre, y al ver las lágrimas de su hija por no poder ver a su amado decidió hacer algo por ella. Le prometió que volvería a ver a su amado, pero solo una vez cada año, el séptimo día del séptimo mes, solo si ella había cumplido con sus tareas.

 Muy contenta, la princesa acepto inmediatamente y se dispuso a trabajar con esmero para ver a su amado ese año. Pero el destino a veces es cruel y al llegar el séptimo día del séptimo mes se dio cuenta que no podía acercarse a su amado, pues no había puente que atravesara el río Amanogawa. Ambos amantes estaban tristes en las orillas del río, y la princesa comenzó a llorar desconsolada por su desdicha.


 Pero esto es una historia de amor, y no puede terminar de esta manera. La princesa lloró tanto en ese momento, que una bandada de urracas vino atraída por ese llanto tan triste, observaron la situación en la que la princesa estaba y le prometieron que ellas harían de puente cada año, siempre y cuando no lloviera. Es así como los amantes consiguieron verse cada año, y cuando llovía, debían esperar al año siguiente para poder consumar su amor.

 Esta tradición se originó debido a que en verano siempre hay una lluvia de estrellas por las fechas que se mencionan en la leyenda, dicha tradición consiste en que los japoneses cuelguen en palos de bambú papeles con sus deseos la noche de la lluvia de estrellas, para pedirle a Orihime y Hikoboshi que sean concedidos, posteriormente son colocados en un río o son quemados, algo muy parecido a la tradición de los barcos de papel y las velas conocida como Bon Odori (盆踊り).

 En conclusión, una hermosa leyenda de amor para empezar con estos días calurosos y recordar que las leyendas no siempre dan miedo.

jueves, 30 de junio de 2016

El vagabundo

Cuenta la leyenda que Juan del Jarro era un vagabundo que odiaba bañarse, también odiaba el mes de julio y las riquezas, era por eso que siempre andaba pepenando, pero no mucho porque se sentía con riqueza, todos sabían que se llamaba Juan y del Jarro era porque la única pertenencia era un jarro de terracota, un sombrero y una estera; dicen que dormía bajo de los puentes, y solo hacía algunos trabajos de para matar el hambre diaria, y si le llegaban a sobrar ganancias las repartía ente otros pordioseros, la gente cuenta que Juan siempre tenía un refrán en la punta de la lengua para cada ocasión, muchos dicen que era un loco iluminado, o que era una persona inteligente que se volvió loca,: lo que si se sabe con exactitud es que este pordiosero se hizo famoso debido a que la gente decía que era un adivinador, podía predecir el futuro. El día que Juan murió todo fue homenajeado, por un día en San Luis Potosí se olvidaron de las clases sociales, hasta le fecha su tumba siempre está cubierta de flores.

martes, 31 de mayo de 2016

Leyenda de amor

Cuenta la leyenda que cuando el sol y la luna se encontraron por primera vez cayeron en una atracción amorosa, y se enamoraron locamente, ahí fue cuando empezaron una bonita historia de amor. El mundo todavía no existía, sin embargo, cuando Dios creó el universo a ellos les dio poderes de iluminación, un toque de brillo que nadie más podía tener,

 Dios también organizó un poco todo, dio funciones a cada una de ellas, al Sol le dijo que le tocaría iluminar el mundo de día, y que a la Luna le tocaría iluminar de noche, y que por ese motivo tendrían que aceptarlo y vivir separados.

 Ambos entraron en una gran depresión de lloros y tristeza, ya que al fin y al cabo ya nunca más se encontrarían, la Luna cada día estaba más triste, y es que a pesar del brillo que le había otorgado Dios, seguía estando sola sin nadie a su alrededor que le complaciera. Por otro lado, el Sol había ganado terreno, tenía el nombre de Astro Rey, pero tampoco le quitaba el vacio que le había dejado la luna, Dios se dio cuenta de esto y le llamó a los 2.

 A la luna le dijo que iluminaría las noches más frías y calientes, ya que así podrá encantar a todos los enamorados, y al sol le dijo que seguiría teniendo ese nombre de Astro Rey, ya que será el elemento más importante de la tierra, ya que durante el día dará calor al ser humano.


sábado, 30 de abril de 2016

La leyenda de los Gatos Negros

Cuenta la leyenda que los Gatos, eran venerados y respetados en diversas partes del mundo, pero todo esto cambió en la época de la Sagrada Inquisición, ya que fueron perseguidos y erradicados en EEUU, España e Italia. Se dice que en aquellos tiempos, muchas mujeres fueron acusadas de Brujería.

 Muchos afirmaban que "ellas" recorrían los poblados convertidas en enormes bolas de fuego o en cualquier animal que ellas deseaban. Esta transformación les daba una fuerza física sobrenatural, chillidos desagradables imposibles de soportar, largas y negras uñas como la noche. Debido a estos sucesos, ellas eran condenadas y se les quemaba en la hoguera. Se dice que en una ocasión, una de estas mujeres logró ser perdonada, pero como sus verdugos no podían retractarse ante el público que esperaban la ejecución, tomaron un Gato y lo pusieron en su lugar (el color del Gato fue solo coincidencia).


 Curiosamente, el Gato logro huir en medio de la gente que de paso, esta ya estaba convencida de que la Bruja, se había transformado en un Gato. Desde entonces, los Gatos Negros son considerados portadores de la brujería y mal agüero, y como eran "preferidos" de las Brujas, iniciaron su caza y erradicación. Una vez cazados, todos los Gatos eran quemados en la hoguera en cuaresma y día de san juan. Ya erradicado, tomaban sus cenizas en puñados y luego las esparcían en sus casas para poder librarse del mal de ojo y de las posibles plagas.

 A pesar de dicha acción, al poco tiempo se inició una terrible pandemia de Peste Negra debido a las heces, parásitos y mordeduras de las Ratas que aparecieron después del exterminio del Gato (su principal cazador) y al no estar este, dio paso libre para que pueda extenderse y procrear.

jueves, 31 de marzo de 2016

La casa del río

Se dice que en cierta región de Los Pirineos, se encontraba una hermosa y gigantesca casa, del otro lado del rio. Hacia tiempo que no se miraba gente en ella así que grupo de chicos curiosos, se atrevió a cruzar el puente, y entrar en la casa.

 Uno de los niños se quedó esperando por ellos sin cruzar el puente, pues el agua lo asustaba demasiado. Los demás continuaron para satisfacer su curiosidad, revisaron todas las puertas y ventanas hasta encontrar un lugar por el cual entrar. Finalmente dentro, hurgando por aquí y por allá, encontraron en algunas habitaciones enormes estanterías, desde el suelo hasta el techo, repletas de frascos de cristal, con algunos líquidos de colores y algún tipo de masa dentro de ellos, la luz era algo escasa, y nadie había tenido la genial idea de cargar con una lámpara.


 Cuando se dirigían al segundo piso, vieron la horrible pintura de un hombre sobre la chimenea, este tenía una expresión de enojo, y parecía que seguía atento cada uno de sus movimientos. Los chicos continuaron revisando el lugar, y encontraron un par de fósforos, que al encenderlos, les permitieron ver que lo que había dentro de los frascos eran restos humanos, fetos y animales deformes. Bajaron corriendo las escaleras, el hombre del cuadro ya no estaba, aquello era en realidad una ventana, desde la cual estaban siendo observados.

 El muchacho que se quedó fuera, solo escucho gritos aterradores, y salió en busca de ayuda… Cuando las personas acudieron al lugar, no pudieron encontrar a los chicos. Pero desataron su rabia contra todos aquellos frascos de horrores, rompiéndolos uno tras otro, solo para darse cuenta con tremendo terror… que sus hijos ya estaban dentro de ellos, hechos también pedazos… en la casa que en épocas antiguas fue de un doctor, acusado de perder la razón.

lunes, 29 de febrero de 2016

El zapatero felíz

Todavía perdura el recuerdo, en una ciudad de Europa, de un alegre zapatero. Era, probablemente, una de las personas más felices de la tierra a pesar de su gran humildad.

 Un día el zapatero fue visitado por uno de sus vecinos, un banquero muy rico, que al observar la gran alegría del zapatero entre tanta miseria, no pudo dejar de preguntar: Señor zapatero, si no es molestia, ¿podría decirme cuánto gana usted con su humilde trabajo?

 Es tan poco dinero, señor, que hasta vergüenza me da decirlo, no se lo tome a mal. Pero dicho dinero me da cada día el pan de mis hijos, y a mí me basta con terminar decentemente el año, aunque tengamos que privarnos, lamentablemente, de muchas cosas. – Respondió el zapatero orgulloso.

Aquella excelente y positiva actitud dejó muy sorprendido al banquero que, poco después, dijo muy conmovido:
 - Señor zapatero, tome usted estas monedas de oro que le ofrezco desinteresadamente, y guárdelas con esmero para cuando las necesite de verdad.


 A partir de entonces la actitud del zapatero cambió, con motivo de sentirse poseedor de una de las mayores riquezas del mundo. Aquella riqueza exigía mucho del zapatero, ya que al haber escondido bajo el suelo de su casa las monedas de oro, era incapaz de descansar y vivir con normalidad. El zapatero había enterrado sin saberlo al mismo tiempo el dinero y su alegría y buen humor, siendo desde entonces huéspedes de su casa, el miedo, la desconfianza, el insomnio y la inquietud.

 El menor ruido durante la noche, le hacía llenarse de temor ante un posible robo y sus consecuencias. Hasta que un día, cansado el zapatero de su nueva vida, fue a visitar a su vecino banquero: Oiga, amable señor; quiero devolverle todo su dinero, pues mi mayor deseo es vivir como lo hacía antes.

 Y, de esta sencilla forma, el zapatero recuperó su alegría.

viernes, 22 de enero de 2016

La leyenda del origen del lago de Atitlán

Cuentan que esto sucedió hace mucho tiempo, cuando los Cakchiqueles dieron muerte a saetazos a Tolgom. Este suceso permitió que la punta del cerro del lanzamiento de Tolgom se volviera muy famosa. Los Cakchiqueles arrojaron a la laguna los pedazos de Tolgom y se marcharon más allá de Qakbatzulú. Luego de esto, se sumergieron dentro de la laguna.Cada uno pasó ordenadamente y sentían mucho miedo pues la superficie del agua se agitaba fuertemente.

 De allá se dirigieron a Panpatí y Payán Chocol, practicando sus dones de hechicería. Estando en Chitululse toparon con nueve zapotes. Posteriormente los guerreros, entre ellos Gagavitz y su hermana llamada Chetehauh. Decidieron parar y construir sus casas en la punta llamada actualmente QabouilAbah. Sin razón alguna, un día Gagavitz decidió arrojarse al agua convirtiéndose en la serpiente emplumada. Al instante se obscureció el agua, se levantó un viento y se formó un remolino que acabó de agitar la superficie del lago.


 En la orilla del agua estaban las siete tribus, quienes al ver lo ocurrido dijeron a los descendientes de los Atziquinahay:”Acaba de agitarse la superficie de nuestra laguna, nuestro mar ¡oh hermano nuestro! Que sea para ti la mitad del lago y para ti una parte de sus frutos, los patos, cangrejos, pescados.”

 Consultaron entre ellos y brindaron la siguiente respuesta:”Está bien, hermano. La mitad de la laguna es tuya, tuya será la mitad de los frutos, los patos, cangrejos y pescados, la mitad de las espadañas y las cañas verdes. Y así también juntará la gente todo lo que mate entre las espadañas.” De esta manera fue hecha la división del origen del Lago de Atitlán.