lunes, 28 de junio de 2010

La muerta en el colectivo

Hace tan sólo un par años, un viejo colectivero volvía la terminal de ómnibus luego de un largo y cansador día de trabajo. Llovía fuertemente y la visibilidad del camino era casi nula. Luego de unas horas de camino, llegó al primer semáforo(su trayecto era por un camino de tierra en zonas rurales y luego volvía a la ciudad). Como quería llegar rápido a su casa, no lo respetó y siguió de largo, sin saber lo que le pasaría...Mientras seguía, ocupado con sus pensamientos, no vió a la chica que pasaba por el camino. El colectivo pasó sobre ella como si de una piedrita se tratara. El hombre entró en deseperación. Al ser de noche, había pocos o ningún auto o personas, y al no divisar ninguna, el colectivero continuó como si nada hubiese sucedido. Mientras seguía su trayecto hacia la terminal, preocupado por si alguien lo había visto, escuchó un sufrido y continuo llanto."Que extraño-pensó-todas las personas bajaron antes". Pero cuando se dispuso a mirar por el espejo retrovisor quien era, la visión que tuvo lo aterró. La chica que había atropellado lloraba descosoladamente en el asiento trasero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada