domingo, 2 de septiembre de 2012

La pata sola

Como su nombre lo dice, no posee un pie. El otro lo perdió al pasar un rio.
Se trataba de una joven mal humorada y de malos sentimientos. Un día, llevaba a su hermana de la mano, tirándola y haciéndola tropezar con cuanto encontraba de camino, al pasar un rio piso una piedra lisa, cayo sobre el hacha y se corto totalmente el pie. Con furia se levanto y mato a su hermanita a la que acuso de culpable.
Al regresar a la casa su abuela muy preocupada le pregunto qué había pasado y donde estaba la pequeña. La mate fue la repuesta, y a usted también (levanto el hacha y mato también a la abuela). Ella luego con la herida infectada también murió.
El espíritu de esta malvada mujer es el que ronda las montañas y montes. Se le aparece a los leñadores. De ella miran su rostro en sentido contrario, de tal manera que se va hacia el centro su pie indica hacia fuera. Los leñadores le temen y huyen, cuando la escuchan gritan porque si los encuentra, les figura la muerte

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada