martes, 13 de enero de 2015

Leyenda maya corta

Una madre malcrió a su hijo al extremo, siendo que nunca le marcó los límites como debía, tampoco lo dejaba hacer las tareas con el resto de la tribu, lo mantenía apartado, el niño creció y ya nada quiso saber de obedecer a las personas que eran mayores a él, incluso tenía muchos problemas con los demás miembros de su gente, así es que un día el cacique decidió condenar a este chico por su mal comportamiento haciendo un sacrificio con él para que todos comprendan lo mal que estaba ese grado de rebeldía y cuando su madre se acercó para abrazarlo antes de su muerte, él la mordió quitándole la oreja y diciéndole que todo era su culpa por no educarlo desde pequeño como era necesario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada